Para ti, amigo Biendotado30centímetros

Es que las cosas que me pasan son de locos. Aquí un video en respuesta a las dos videollamadas por Skype que me hizo el usuario “Biendotado30centímetros” y que rechacé porque no lo conozco y aj puaj, o sea huevooonaaaaa, cómo le voy a responder a un tipo con ese nombre?! Iiiiuuuuu

Osteonecrosis, bipolaridad y cómo de pronto te cambian la vida

Hola,
Hace un tiempo empecé a tener un problema: osteonecrosis avascular en ambas cabezas femorales. Si a eso le sumas mi transtorno bipolar, el tiempo transcurrido no ha sido fácil desde que recibí la noticia hasta ahora, a pocos días de la cirugía.
Te dejo un video

Pumara y el susto de mi vida

Los que me conocen saben que mis gatas para mí son más que mascotas, son mis hijas. Y si no entiendes esa capacidad de amor hacia otra especie y lo encuentras poco atractivo de leer, te pido que no pierdas tu tiempo en este post.

Hace poco empecé a ver como Pumara dejaba de ser traviesa, activa, curiosa y pasaba mucho más tiempo durmiendo. Un amigo que no la vio dos semanas me dijo: está mucho más flaca. Algo no iba bien.

Llegó el lunes y la llevé a la veterinaria más cercana porque tengo osteonecrosis y dolor en la ciática. Le sacaron los exámenes de sangre más caros que haya podido ver. Estaba pensando cuánto podrían pagarme por uno de mis riñones en el mercado negro. Nada importaba, solo que Pumara esté bien.

Los resultados llegaron y el diagnóstico fue: falla hepática y renal. Pero si solo tiene 5 años, ¡no puede ser! Empezó uno de los peores momentos que he pasado en mi vida. Tendría que darle pastillas por el resto de su vida, cambiarle el alimento. La vida que había tenido hasta ahora no sería la misma.

Estaba devastada. Le daba sus medicamentos, pero nada parecía hacerle mucho bien. Empecé a enojarme con la vida, con el hecho de estar sola y a culparme porque algo yo como madre debí haber hecho mal.

Por insistencia de mi hermana y su esposo, llevé a Pumara a otra veterinaria para una segunda opinión. La doctora la palpó y me dijo que sentía un cuerpo duro en sus intestinos. Vio los resultados de sangre que hizo la veterinaria anterior, sacó calculadora y me dijo: no cuadran.

Luego le hicimos placas y vimos que tenía una obstrucción intestinal, lo que había derivado en un problema hepático y renal, pero no en falla. La encontraron deshidratada y le pusieron suero. Al día siguiente seguimos con las placas y parecía que todo se había ordenado después de los medicamentos y suero.

Cuando por fin pudo evacuar, lo que tenía obstaculizando los intestinos era una gran cantidad de pelos. Luego de eso volvió a comer, tomar agua, pelear conmigo para darle sus medicinas, treparse por todo lado, ser jodida. Carajo, volvió a ser ella misma.

No sé si demandar a esa veterinaria por negligencia o publicar su nombre, pero nadie debería pasar por la pesadilla que vivimos mis hijas, mi familia y yo.

Pumara ahora se lame y se come los pelos, pero ahora le doy un lubricante para que pueda expulsarlos de la mejor manera. Pienso en lo bien que le hace la comida húmeda. Pienso en lo feliz que soy con mi familia: mis hijas felinas y yo. Pienso que pese a todo, soy afortunada.

Ya la pesadilla va quedando atrás. Solo me queda agradecer a la doctora Paola Del Valle de SOS Veterinaria que actuó rápido y que me permitió darme mucho más tiempo junto a mi Pumis.

Cuidado con las copas menstruales truchas

Desde ya no estoy afirmando que todas las marcas de las copas que se vendan en este país no tengan certificaciones sanitarias que corresponden al uso de algo tan íntimo como una copa mentrual, pero me he dado con casos de personas que me preguntan por copas que no tienen registro en la FDA (Por sus siglas en inglés: ‘Food and Drugs Administration’, es decir, Administración de Alimentos y Medicamentos), ni siquiera en Digemid o Digesa.

Incluso sé de chicas que compran copas que cuestan 2 dólares en AliExpress y me pregunto: ¿Tan barato sale hacer un producto con silicona médica o elastómero? Lo dudo.

kd

Sin embargo en muchas tiendas se siguen vendiendo algunas copas que si bien tienen respaldo de alguna empresa en otro país, su real origen es chino. No digo que las copas chinas por naturaleza sean de mala calidad, pero busquemos el origen y veamos que todo esté ok.

Una de las formas en las que puedes ver si la marca que quieres comprar tiene un registro sanitario serio es ir directamente a la FDA y poner el nombre de la copa o de la empresa que la distribuye. ¿Qué? ¿En la caja no aparecen los datos de la empresa que ha hecho la copa? Esto no puede ser. Y no debe ser así, ¿estamos de acuerdo, verdad? Uno tiene todo el derecho de poder contactarse con los fabricantes.

Otra cosa que es importante que tengan en cuenta es si tienen otros certificados, como ISO o que estén en la SGS (Société Générale de Surveillance, en español, Sociedad General de Verificación).

Si te amas, y por ende a tu cuerpo, cuida mucho lo que introduces en él (esto se aplica a casi todo). Te mereces el mejor trato.

Para leer otro texto con más datos puedes ir a este post de Bodega Lunática en donde te explican mediante un ejemplo con una marca en específica y que se vende en Perú lo que debes verificar para usar lo mejor siempre.

Como algunas saben, he incursionado en la venta de copas menstruales y me decisión para empezar a usarlas fue hace 2 años. Pero no es sino hasta ahora que empiezo a sentir la necesidad de compartir mi felicidad. Créanme, mi trabajo es otro, las copas no me pagan la vida, lo hago por consciencia social, femenina, de salud, ecología y, claro, economía.

Les dejo un video de Oriana Cicconi sobre la copa menstrual. Es muy gracioso y súper didáctico.

Copa menstrual

Copa menstrual

Ya en el pasado les he hablado de la copa menstrual, mi hallazgo sobre las maravillas de su uso y de su impacto positivo en el medio ambiente.

Ahora me toca contarles que el sábado pasado le pedí a mi gran amiga Úrsula de Bodega Lunática que hiciera un showroom en mi casa. La meta era llegar a más mujeres y que su uso se masifique.

Si bien mi casa es pequeña, tiene mucho amor. Así que entramos unas pocas, pero fue lindo conocernos, compartir experiencias e inquietudes.

El sábado que viene haré un showroom nuevamente, en el cual les mostraré las bondades de la copa MeLuna.

Les dejo un video de lanzamiento.

Adiós Kitty, mi guerrera

Hace un tiempo atrás, Carla Miranda, Pati Montalvo y yo rescatamos a una gata madre y a sus pequeñxs. Kitty, como la llamaron una vez adoptada, fue una madre joven, pero guerrera. Siempre protegió a sus mininxs, pero también recibía gustosa nuestra ayuda: comida, agua y miradas cojudas de amor.
Todavía recuerdo el recelo con el que nos recibía al inicio, cuando Pati y yo les llevábamos comida. Nos mostraba los dientes, hacía ese silbido-siseo*, podíamos acercarnos de vez en cuando a ella, a veces hasta acariciarla, pero no a sus crías.
Kitty dio a luz a sus crías en el cuarto más alto de una casa abandonada. Nos cuenta el señor que cuidaba carros por las noches en esa zona que de pronto empezó a escuchar maullidos de gatitos, pero si bien sabía de donde venían, no llegaba a ver nada. Nosotras, Pati y yo, ya conocimos a Kitty cuando pasábamos esa casa a hacer cualquier cosa y de pronto vimos una hermosa pero joven gata mamá con varios gatitos. Ella parada en la pared de la calle de la casa, una media pared, y sus pequeños sobre el techo de lo que en algún momento fue un jardín. Necesitaban agua y comida. De hecho fue así que Pati y yo nos conocimos, siempre les llevábamos comida y agua, un día intercambiamos teléfonos y nos turnábamos. Desde la mamá hasta el más pequeño eran ariscos, pero necesitaban la comida y el agua. Poco a fueron bajando y ya comían mientras estábamos cerca, pero si nos acercábamos mucho pegaban la huída. Kitty defendía a cada uno de sus gatitos y ellos siempre corrían hacia mamá donde nos esperaba una leona. Kitty había elegido de pareja y padre de sus hijos a un gato de casa que no había sido castrado, lo supimos porque no fue un padre ausente, venía a ver a los chicos. Tenía un collar rojo (si mi memoria no me falla) y jamás tocó ni una galletita de Kitty  o sus hijos, él tenía comida en su casa.
Kitty no se tomó a bien que empezáramos a llevarnos a los chicos uno por uno, pero creo que en un punto entendió que no les haríamos daño. Kitty confió en nosotras y nos abrió su corazón.
Hoy Pati me escribió para contarme que Kitty fue atropellada y que iban a dormirla.
Les cuento esto porque, si bien no me considero rescatista, he hecho algunos rescates y los lazos formados con los gatxs a los que rescaté nunca se esfumó una vez los dejé en su nueva casa. Me gusta tener noticias de ellos, ver sus fotos, saber que están en una casa donde son queridxs. Y eso vi en Kitty, una gata querida.
Si bien me alegra en el alma saber que tuvo un tiempo de amor, de hogar, de tranquilidad, el dolor hoy es grande. Se fue una madre muy joven y muy valiente. Mi pésame a la familia.
Cuando salvas una vida, cambias para siempre la tuya. Gracias por eso, Kitty. Gracias por tanto.
* Si alguien sabe el nombre para ese ruido en español que me lo pase. Disculpen la ignorancia, he buscado pero he hallado la información

Huaycoloro y sus ausencias

El jefe de Defensa Civil es nuestro muy querido alcalde Luis Castañeda. El mismo que está posando para la foto, pero en concreto no hace nada. Ni siquiera, para que la foto salga mejor, ha ido a la zona afectada por el desborde del río Huaycoloro. Esto es importante de resaltarlo y enmarcarlo.

Este desborde ha afectado al distrito más populoso de Lima, San Juan de Lurigancho, y a el Rímac.

Pero bueno, ya es sabido que el alcalde se caracteriza por no decir nada y esperar que sus chanchullos prescriban, como ha pasado con el caso Comunicore.

Lo que me asusta hasta la médula es que ando viendo memes de este tipo circulando por mis redes sociales:

img_5852

Y otras que dicen que Fujimori sí llegaba a donde la gente lo necesitaba. Y sí, llegaba. Luego nos robó 6 mil millones de dólares, se largó a Japón y renunció por fax. Y no cuento las otras perlas por las que está preso porque no vienen al caso. (Keiko que parece ser tan buena organizadora de eventos debería seguir organizándolos para devolverle al Estado la plata que su api nos robó).

En contraste tenemos la foto de nuestro presidente en una piscina en El Golf, disfrutando del verano y haciendo ejercicio. Mientras en todo el país los ríos se llevan viviendas, personas, carros y vidas, sí, vidas. (Por alguna razón que no entiendo, no encuentro la foto mencionada, pero creo que la mayoría la hemos visto). Puede que no sea actual, pero es la que va rodando en redes.

¿Algún ministro hizo acto de presencia en algún lugar donde los ríos se desbordaron?

Entonces, siento con mucha pena la realidad que refleja la ilustración de Alvaro Portales: el presidente que NADA.

16387374_10211524097518936_8510970145807108817_n